Cómo funciona el injerto capilar

España es uno de los países del mundo con más casos de calvicie y sabemos que nueve de cada diez de ellos tienen un origen androgénico.

Por eso, son cada vez más las personas que sopesan someterse a una intervención de trasplante capilar y que se hacen la pregunta de cómo funciona el injerto capilar.

La técnica del implante capilar es la única forma de poder recuperar masa capilar. Suele hacerse tomando partes más gruesas del cuero cabelludo, para posteriormente injertarlas en las zonas donde el paciente haya perdido su pelo.

¿Cómo funciona el injerto capilar?. Aquí te lo contamos…

¿Qué es un injerto capilar?

El injerto capilar es un procedimiento definido como cirugía ambulatoria poco invasiva y en la cual se colocan unidades foliculares de la zona del donante en el área donde se necesite. Una cirugía ambulatoria quiere decir que “no es necesaria la hospitalización”

Como decíamos antes, es la única técnica existente para volver a recuperar el pelo que ya no crece por el problema que sea

El pelo injertado no volverá a caerse porque se toma de una zona no afectada por la alopecia androgénica. Por lo general, se suele hacer de la parte posterior de la cabeza.

El cirujano esteriliza el área de donde se cogerán los folículos y mediante anestesia local comenzará con el trasplante empleando alguno de los métodos más contrastados: FUE o FUT.

FUE (Extracción de unidades foliculares) es una técnica bastante simple donde el cirujano afeita la nuca del paciente y extrae del cuero cabelludo uno a uno los folículos, dejando marcas de los pequeños agujeros de donde se extrae cada pelo.

Después, procede a realizar agujeros en el cuero cabelludo a repoblar, donde inserta los folículos pilosos. Tras ello, el cirujano solo tiene que tapar todo con gasas o vendas.

En el caso de FUT (Trasplante de unidades foliculares), esta técnica consiste en la extracción de una parte de cuero cabelludo de la nuca. Las dimensiones de cada pelo rondan los 20 cm.

Después, el cirujano selecciona las porciones de cuero cabelludo en trozos aún más pequeños por medio de un bisturí.

La segunda fase será la de hacer minúsculas perforaciones en el lugar donde se repondrá el pelo.

El cirujano coloca esos cabellos en los agujeros y lo cubre de vendas. La cantidad de injertos puede cambiar en base al tipo de cabello, las dimensiones del lugar del trasplante o el grosor del folículo.

¿Cómo es un injerto capilar?

Cuando se haya terminado con el trámite preoperatorio y se haya decidido que el paciente es apto, se comenzará la cirugía.

Los preparativos previos a la intervención comenzarán varias horas antes y finalizarán con el regreso del paciente a su casa tras, aproximadamente, 8 horas.

  • Determinación del área a recibir el implante.
    Rasurado de la zona de donación y de la zona receptora si no se realiza con DHI (una técnica FUE en la que no es necesario rapar al paciente).
  • Anestesia. Tras rasurar la cabeza y ya dentro del quirófano, el equipo de enfermería y anestesistas se encargarán de coger la vía y monitorizar al paciente para la aplicación de la anestesia. El paciente se tumba boca abajo para recibir la inyección en el cuero cabelludo y paliar la fase más dolorosa de la intervención. Se trata de anestesia local, por lo cual el paciente se mantiene despierto y consciente durante la operación.
  • Extracción de los cabellos: una vez anestesiado se comienza con la extracción de los folículos del área de donación con mucho cuidado por parte del cirujano ya que las zonas de donación no van a volver a experimentar crecimiento capilar. Tras ello se procede a la revisión, clasificación y separación de cada folículo.
  • Proceso de incisión: se comienzan las incisiones para hacer los orificios donde se acomodarán las unidades foliculares. Se necesita de gran precisión y siempre guiándose por el diseño acordado.
  • Fase de injerto: una operación de injerto capilar termina con la implantación de los folículos. Se colocan en las inserciones hechas y, después de utilizar suero para hidratar la zona, se termina la intervención y se pasa al periodo postoperatorio.

¿Cómo es la recuperación tras injerto capilar?

El proceso de recuperación de un injerto capilar se puede alargar hasta unos cuantos días en base a la cantidad de pelo trasplantado. La parte más satisfactoria es que el paciente se recuperará en su casa desde la primera noche tras la operación.

Cuando se concluye el trasplante, el cirujano quita suavemente las vendas y aplicará algún medicamento para bajar la hinchazón. En el caso de que el paciente experimente dolor, se le dará lo que corresponda para mitigar esa sensación.

Por la parte del paciente, este deberá aguardar unos días antes de lavarse el pelo y durante los primeros 15 días no utilizar champús, ceras ni gominas.

En el caso de que se le caiga algún cabello no hay de qué preocuparse, puesto que es una parte habitual del proceso de injerto capilar.

Es prudente contar con que el cabello implantado se cae, pero el folículo piloso permanece, de forma que crecerá como un pelo normal.

Los primeros resultados empiezan a aparecer una vez pasados seis meses tras la intervención. El nuevo pelo suele ser fino, pero va cobrando grosor con el paso del tiempo.

Para poder analizar correctamente los resultados de una intervención de injerto capilar, debemos dejar pasar un año para evaluar los resultados definitivos. No se necesita ningún tipo de tratamiento especial, pero hay que recordar pasar por las revisiones pertinentes.

Otra cosa es el pelo no trasplantado que sigue cayendo después del trasplante debido a la alopecia del paciente. Si esto se produce no tiene nada que ver el trasplante.

El implante capilar no detiene la alopecia, para esto puede ser recurrirá tratamientos con productos como minoxidil.

Tras saber cómo funciona el injerto capilar, solo queda recordar que es importante que el paciente consulte todas sus dudas e inquietudes a los profesionales que le transmitan la confianza suficiente, para así embarcarse en la aventura de una intervención de injerto capilar.

Deja una respuesta